Dom. May 19th, 2024

    Este proyecto liderado por Talgo abordará los retos tecnológicos que plantea adoptar el hidrógeno renovable en el transporte ferroviario.

    Son más de 4000 kilómetros operados, la red ferroviaria de España es una de las más amplias del mundo, superada por la de China, existen muchas zonas del país a las que no llega el AVE.

    Existe una iniciativa europea de tren de hidrógeno que ya se está probando en España, en líneas como Zaragoza- Canfranc y Torralba- Soria.

    Pero Talgo acaba de anunciar un ambicioso proyecto Hympulso, en donde una decena de empresas del país se unirán al proyecto, para no solo diseñar, sino crear un sistema de propulsión basado en pila de hidrógeno renovable.

    A su vez, instalarlo por primera vez en el mundo de un tren de alta velocidad. La iniciativa se engloba dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, aprobado por el gobierno para acelerar la recuperación económica.

    Se aplicará en un Talgo 250, para que pueda operar a partir de fuentes de energía renovables en distintos tipos de vía, ya existen trenes de hidrógeno operando en países como Alemania, este es el único que puede operar a partir de fuentes de energía renovables en distintos tipos de vía.

    Existen trenes de hidrógeno operando en países como Alemania, pero este es el primero que no cubre trayectos cortos y media distancia en vías de velocidad normal.

    Proyecto Hympulso

    El hidrógeno es considerado como la gran esperanza para la electrificación del transporte, por mar, por tierra y aire. Para un despliegue total, es necesario modificar los vehículos ya existentes para adaptarlos a un tipo de combustible y diseñar nuevos aviones, trenes y barcos capaces de aprovechar el potencial de la energía verde.

    Hympulso va más allá de un modelo concreto de tren y está planteado como un proyecto integral que abarca desde la generación hasta el consumo de hidrógeno en el sistema ferroviario.

    El análisis del impacto que esta transmisión hacia la electrificación completa, tendrá sobre la infraestructura ferroviaria de España, incluyendo su impacto en las instalaciones de mantenimiento y las propias vías por las que circulan los trenes.

    Un Talgo 250 circulando cerca de El Escorial

    Talgo consiste en desarrollar, fabricar y probar un prototipo de tren bimodal híbrido para pasajeros con cambio de ancho de vías, destinado a realizar trayectos de larga distancia en tramos tanto electrificados como sin electrificar.

    La base para estas locomotoras será el Talgo 250, de la serie 730 de Renfe, la variante del modelo inicial cuenta con generadores diésel para ser un tren dual, capaz de circular por vías de distintos anchos que no cuentan con catenaria.

    Los trenes que alcanzan los 250 km/h son utilizados para percibir trayectos largos del Alvia entre las estaciones de Chamartín y Atoch, con Galicia y Cartagena.

    Los Talgos 250 poseen dos coches extremos técnicos, que son los encargados de generar la electricidad para las cabezas tractoras gracias al gasóleo.

    Se espera que estos trenes cubren las esperadas líneas de alta velocidad entre Madrid y Extremadura, una vez constituidas, y las unirá Antequera y Granada.

     

    Por admin