Dom. Jun 16th, 2024

    El primer impulsado con energía solar se encuentra en Australia, es conocido como Byron Bay Train y se construyó a partir de un viejo convoy que aún mantiene toda su originalidad y encanto.

    No hay duda que las energías renovables siguen siendo una tendencia en el transporte, y ya ha llegado e incluso hasta los ferrocarriles o trenes, en Byron Bay, Australia funciona el primer tren gracias a la energía solar, desde el mes de diciembre del año 2019.

    Uno de sus encantos es que este tren aún conserva su diseño, no es un tren totalmente nuevo sino que ha sido adaptado  a un viejo convoy, por lo que hacer este trayecto es una gran experiencia y un recorrido hacia el pasado.

    ¿Cómo surge el primer tren impulsado con energía solar?

    Los vagones de este tren comienzan a circular por una línea de Byron Bay que llevaba más de diez años inutilizada, la empresa ha  tomado la iniciativa de retomar esta vía, por lo que se ha obtenido grandes resultados y buena acogida por parte de los usuarios, lo que se vio evidenciado en la cantidad de solicitudes para realizar el trayecto.

    Inicialmente, la idea de este proyecto era recuperar la línea abandonada con trenes clásicos de la época e impulsados con motores diésel, pero debido a las quejas de los vecinos optaron por seguir un método sostenible para generar la energía para que pudieran moverse.

    Es aquí cuando comenzó a moverse el primer tren por energía solar, alcanza los 115 km/hora y velocidad máxima no supera los 50km, el tiempo de trayecto es de 7 minutos cada tres kilómetros, en cada viaje puede transportar hasta 100 pasajeros que estarán divididos entre dos vagones.

    La estética de este tren conserva las características de un antiguo vagón convoy, por fuera y por dentro, el hecho de que las placas solares estén instaladas en el tejado, las convierte en espacios prácticamente invisibles para los usuarios y esto le ayuda a conservar su apariencia vintage.

    En casos de emergencia el tren cuenta con una batería que se puede cargar con energía externa, no obstante, cuenta con motor de emergencia y un bidón de diésel por si surge algún problema que esté relacionado con el mal tiempo o algún problema eléctrico.

    La receptividad por parte de los usuarios ha sido tan positiva, que ya se realizan trayectos nocturnos para poder cumplir con toda la demanda, de esta forma, el tren ofrece una experiencia completamente diferente, si viajas por el día o por la noche.

    Cabe destacar que para poder mantenerse en movimiento durante la noche se ha incrementado el número de baterías lo que garantiza su funcionamiento sin ningún inconveniente.

    Consideraciones finales

    El primer tren propulsado por energía solar, era una vieja línea de tren construida luego de la Segunda Guerra Mundial y que fue abandonada en los años 1970, el nuevo Byron Bay Trail ha nacido como una energía empresarial sin ayuda pública pero sus primeros meses de funcionamiento han dejado expuesto el éxito de esta iniciativa sostenible.

    Finalmente, las 100 plazas de este tren están prácticamente ocupadas durante todos los trayectos incluyendo los días festivos y fines de semana.

     

    Por admin